28.7.13

Santander.

Hace ya dos fines de semana que llegué de tierras cántabras. Nunca había estado en Santander y mis expectativas eran grandes, pero aún así no me decepcionó, es más, me gustó más de lo que yo podía llegar a pensar. No perdí el tiempo en sacarme muchas fotos, porque lo que realmente merecía ser fotografiado fueron los paisajes. El mar y los acantilados, protagonistas de la mayoría de fotos, sólo algunas para los edificios más antiguos de la zona, y el majestuoso Palacio de la Magdalena. Y disfrutamos cada momento allí, ya fuese en familia  un par de días o con mis nuevos compañeros de batalla en Santander el resto de la semana. Comimos en el barrio pesquero, que representa totalmente lo que es un barrio pobre de gente humilde, con casas desconchadas, paredes de colores y bajo la ventana el mar, el trabajo que cada día han de abordar con más ganas y echándole mucho esfuerzo. Lo que allí se pesca, allí se come, en unos restaurantes a pie de calle, donde las paellas se hacen en el exterior y puedes degustar todo tipo de pescado, marisco, puchero o arroz. También montamos en un barquito que nos llevaba por toda la costa santanderina, pudimos ver desde lejos el relieve de Santander, el Hotel Real y el Palacio de la Madalena; Palacio que visitamos varias veces. Se encontraba dentro de una península donde había un pequeño zoo muy curioso, con focas y pingüinos, cantidad de zonas verdes donde poder pasar la tarde echándose una siesta, jugando a las cartas con amigos, tomando el sol o ir de picnic por la noche, como hicimos el grupito de amigos finalmente. También rodeado de playas y acantilados, donde no pudimos bañarnos por las horas intempestivas a las que fuimos, ya que el curso nos robaba casi todas las horas de luz. Estuvimos en el faro, mirando por el borde de los acantilados, haciendo fotos, disfrutando de las vistas y tomándonos un aperitivo al sol, un sol que me quemó medio cuerpo y no volvió a salir con la misma intensidad el resto de la semana, pero eso sí, la temperatura era espectacular, pudimos disfrutar de las mejores temperaturas de todo nuestro verano, creo. 
Fue una semana demasiado corta y ahora, quiero volver a Santander.

You follow me?
Bloglovin / Twitter / Facebook / Instagram / Pinterest / Fashiolista


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...